"No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es como ser incesantemente niños".

» Cicerón (106 AC-43 AC), escritor, orador y político romano.

jueves, 14 de noviembre de 2013

TRAJANO: EL HISPANO QUE IMPULSÓ ROMA HASTA SU CÉNIT

emperador hispano y gay
Trajano (53-117 d.C.)
César Marco Ulpio Nerva Trajano Augusto 

      Hispano de nacimiento, militar de carrera,  emperador romano del 98 al 117 d.C. y "gay". Trajano gobernó el mundo conocido demostrando una templanza que le haría recibir del Senado el título de Optimus Princeps (el mejor de los emperadores) y llevaría al Imperio Romano a alcanzar el cénit de su poder y su máxima extensión territorial. Fue el primer emperador de origen no itálico pero igualmente querido por el Senado que por el pueblo de Roma.




Pero ¿cómo consiguió este hombre de provincia erigirse en señor de Roma? Trajano nació en el 53.d.C en Itálica, cerca de la actual Sevilla, en Hispania, hijo de todo un ex-cónsul, senador y general romano. Pronto se encaminó a la carrera militar llegando a servir bajo las órdenes de su padre en Siria, más tarde lideraría un ejército hispano que sofocaría una rebelión en Germania contra el entonces emperador Domiciano. Trajano fue un hombre leal a Roma y al emperador. En parte se debió a esa lealtad su acceso a la púrpura, pues cuando tras el asesinato de Domiciano, el anciano Nerva accedió al poder, Trajano se mantuvo de nuevo leal (las agitaciones en la frontera eran frecuentes entre los generales de la época), lo que junto a su dilatada carrera militar y el respeto y la obediencia que infundía a sus hombres, le valdría ser adoptado por el nuevo emperador con la consecuente ascensión al trono a la muerte de éste.


      El legado de Trajano es formidable: creó una especie de caja permanente de asistencia que se encargaba servir pensiones alimenticias a los niños de familias necesitadas, "metió en cintura" a una guardia pretoriana demasiado acostumbrada a amotinarse y proclamar emperadores a voluntad,  revitalizó el Senado consultándolo sobre decisiones políticas y tratándolo con respeto, fortaleció la administración creando nuevas carreras en el servicio imperial y realizó numerosas obras públicas, muchas de las cuales aún perduran, como el Foro de Trajano o la Columna Trajana.


      Pero sin lugar a dudas fue en el plano militar en el que más sobresalió: conquistó la Dacia, derrotó a su rey y se hizo con su proverbial tesoro; en Oriente trató de emular a Alejandro Magno avanzando hacia el este, conquistando Arabia, Armenia, Asiria, Mesopotamia y atacando la propia Partia. Tomó ciudades míticas como Babilonia y la capital del Imperio Parto, Ctesifonde. Sin embargo, en la cima de su poder, cuando parecía que era ya imparable, una serie de revueltas internas y de problemas de salud le hicieron volver hacia Occidente, muriendo en el camino en Cilicia en el 117.d.C. a la edad de sesenta y tres años. 


Expansión del Imperio Romano bajo el gobierno de Trajano.// En rojo, sus conquistas.
       Tal fue la impresión que causó a sus contemporáneos que en siglos venideros, cada vez que se coronaba a un emperador se pronunciaba la solemne fórmula de Felicior Augusto Melior Traiano (que sea más afortunado que Augusto y mejor que Trajano).



FUENTES: * JERPHAGNON, Lucien: Historia de la Roma antigua, Edhasa, Barcelona, 2007.
* MONTANELLI, Indro: Historia de Roma, Debolsillo, Barcelona, 2007.
*HAZEL, John: Quién es quién en la Antigua Roma, Acento Madrid, 2002.


 OTRAS ANÉCDOTAS SOBRE EMPERADORES ROMANOS:
- VALERIANO, el emperador cautivo

SOBRE LA ANTIGUA ROMA:
La VERDADERA HISTORIA de TITO PULLO y LUCIO VORENO
PUBLIO SITTIO NUCERINO: el comerciante que salvó a César y reinó en África

2 comentarios: