"No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es como ser incesantemente niños".

» Cicerón (106 AC-43 AC), escritor, orador y político romano.

martes, 19 de noviembre de 2013

LA HEROICIDAD QUE ALARGÓ TRES AÑOS LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA

general al mando de la defensa de madrid en la guerra civil española
José Miaja Menant, general republicano al mando de la defensa de Madrid en 1936
Un pequeño arrebato que salvó Madrid

      En noviembre de 1936 los sublevados apenas cuatro meses aún pensaban que una rápida conquista de la capital pondría fin al conflicto evitando una guerra prolongada. Con esta convicción, el 8 de noviembre de 1936, las tropas nacionalistas a las puertas de Madrid lograron romper el perímetro republicano y penetrar en la ciudad por el cerro de Garabitas poniendo en fuga a los defensores republicanos.

      La defensa de Madrid recaía sobre el general Miaja, quien ante el inminente descalabro, decidió acudir al frente en persona, desenfundar su pistola y correr hacia el enemigo gritando: ¡Cobardes! ¡Morid en vuestras trincheras! ¡Morid con vuestro general! Ante tan heroica estampa, los soldados en retirada dieron media vuelta enfervorizados y acometieron contra el enemigo recuperando la posición, taponando la brecha y salvando la ciudad con un gesto digno del más patriótico final de Hollywood. El asalto a la capital continuaría hasta el día 23, pero el freno al hasta entonces imparable ejército de África era definitivo. La guerra se alargaría tres largos años y Madrid permanecería en el bando republicano hasta su capitulación en el 39.

¿Quién fue en realidad este general republicano que casi se deja la piel defendiendo Madrid?

      El general Miaja, pese haber sido ascendido por méritos de guerra en la Guerra de Marruecos, no destacaba especialmente en la carrera militar. Su principal valor antes de la Batalla de Madrid residía en su probada lealtad republicana y en la aparente ausencia de cualidades que pudieran encumbrarlo como pieza clave en futuras operaciones republicanas.

     Antes de partir en dirección a Valencia, Largo Caballero, Presidente de la República, le hizo llamar el 6 de noviembre para encomendarle la ingrata tarea de defender Madrid. La derrota parecía tan evidente que él mismo estaba convencido de que simplemente se le estaba otorgando el privilegio de rendir honrosamente la capital. A su pesar, cuando descubrió que se le ordenaba no ceder ni un palmo de terreno, comenzó a organizar las exiguas e indisciplinadas fuerzas de que disponía para defender Madrid de la élite del ejército español del momento: los temidos legionarios y marroquíes del ejército de África. Antes de comenzar la batalla advirtiría a sus oficiales reunidos de que probablemente la mayoría de ellos morirían, transmitiendo una única orden general: resistir en todo el frente sin retroceder ni un solo paso. Madrid resistió.

       Miaja acapararía más poder que ningún otro militar en el bando republicano antes de partir al exilio desde Gandía el 26 de marzo de 1939 ante la inminente victoria del bando nacionalista. Nueve años después moriría en México a los sesenta y nueve años de edad. Su pequeña hazaña personal, su tenaz determinación y su enérgica defensa de la capital alargarían hasta el 39 una guerra atroz que dejaría atrás unas 140.000 víctimas militares y una represión de unas 108.000 ejecuciones en el bando franquista y de unas 57.000 en el republicano (las cifras varían según los autores, pero éstas parecen ser la tendencia más apoyada, defendida por autores como Santos Juliá o Antonio Domínguez).




FUENTES: * DOMÍNGUEZ ORTIZ, Antonio: España Tres mil años de historia, Marcial Pons, Madrid, 2007. 
* JACKSON, Gabriel: La República Española y la Guerra Civil, Crítica, Barcelona, 2006.
* CARR, Raymond: España de la Restauración a la democracia, 1875~1980, Ariel Historia, Barcelona, 2008.



OTROS ARTÍCULOS RELACIONADOS CON LA 2ª REPÚBLICA:
- IFNI: el último territorio colonizado por España y el único en época republicana 
EL ORIGEN DEL DIVORCIO EN ESPAÑA 
- GEORGE ORWELL, miliciano en la Guerra Civil Española 
- LOS SOCIALISTAS QUE SALVARON AL REY 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada