"No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es como ser incesantemente niños".

» Cicerón (106 AC-43 AC), escritor, orador y político romano.

jueves, 5 de diciembre de 2013

EL HISTORIADOR: ANIMAL POLIFACÉTICO

     ¿Cómo son los historiadores del panorama español actual?

Alegoría ponientes XI Coloquio AIER UCM
De izq. a dcha.: Indiana Jones, el "paciente inglés", el maestro de "Érase una vez el hombre, Liam Neeson como el Prof. Kinsey y "Doc" de regreso al futuro.

Cuando pensamos en un historiador, ¿cuál es la primera imagen que nos viene a la mente?

      ¿Imaginamos acaso un valiente aventurero látigo en mano de aventuras por las ruinas del mundo?, ¿un elegante caballero inglés?, ¿la anciana voz de la sabiduría?, ¿tal vez el típico profesor universitario?, ¿o quizá la viva imagen del genio loco?

      Lo cierto es que en todas estas suposiciones hay algo de verdad. Tomemos como ejemplo el XI Coloquio de la AIER celebrado los pasados 20 a 22 de noviembre en la Facultad de Historia de la Universidad Complutense de Madrid, un evento que si bien reúne a historiadores de toda España y del extranjero, trata únicamente de Historia antigua, y más concretamente, de la Antigua Roma. Pues bien, allí se dejaron ver historiadores tan variopintos como el Doctor Fernando Fernández Palacios de la Universidad de Gales, con ínfimas gafas semicirculares cercando una mirada nerviosa y saltona,  largo y desaliñado cabello grisáceo, de andares nerviosos y vistiendo camisa amplia y zapatillas; sumando todo ello un aura de genio incomprendido que bien podríamos confundir con Woody Allen o "Doc", de Regreso al Futuro.

      Si esto les pudiera parecer un estereotipo de los historiadores, lo que viene a continuación les hará cambiar de opinión, pues en dicho Coloquio también destacaron otros como el Profesor Jonathan C. Edmonson, que pese a proceder de la York University, en Canadá, su traje de corte británico y su expresiva dialéctica bien podrían representar el Quintessential British Gentleman (caballero británico por excelencia); el Profesor Gonzalo Bravo Castañeda de la UCM, cuyos trajes sobrios, apasionada oratoria y afán lectivo, evocan fácilmente al prototipo de profesor universitario; o el Profesor Perea Yébenes de la Universidad de Murcia, con "chupa de cuero de aviador", bandolera y una impulsividad capaz de, finalizada una ponencia, impelerle a subir al estrado y "poner las cosas en su sitio" corrigiendo errores garafales, que no resultaría difícil identificar con el mismísimo Indiana Jones.

      Tampoco faltó el temor del principiante, que bien podría verse reflejado en una de tantos estudiantes de doctorado como Helena Gozalbes García de la Universidad de Granada, que en sustitución del profesor titular de dicha universidad, hubo de afrontar una difícil ponencia con un apenas perceptible y tembloroso hilillo de voz y un marcadísimo acento andaluz; como tampoco faltó la voz de la experiencia, personificada a la perfección en la persona del octogenario Académico Numerario de la Real Academia de la Historia, Don José María Blázquez, que con tan sólo abrir la boca lograba un espectante silencio en el resto del auditorio, para después demostrar una agilidad mental propia de los más jovenes y entrenados jugadores de ajedrez, y una asombrosa conexión con el público más joven, permitiéndose expersiones como "Augusto era un pesetero", definiendo el Panegyricus Traiani como "obra cumbre del peloteo" o afirmando que "los irreductibles vascos fueron ardientes colaboracionistas con los romanos, pero esto no lo digáis por ahí arriba que te tiran los trastos a la cabeza".

      Dicen que la riqueza raya en la diversidad, lo que aplicado a la investigación histórica, debe de ser cierto.


FUENTES PROPIAS




ENLACES DE INTERÉS:
- Asociación Interdisciplinar de Estudios Romanos (AIER)
XI Coloquido de la AIER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada